Onilikan

Noticias

milpa

La Milpa, origen y evolución

Publicado el

Hasta muy recientemente yo tenía metido en la cabeza que la milpa era un plantío de maíz y punto; sin embargo, como ahora lo entiendo, después de profundizar un poco más en el tema, resulta que el término milpa se usa para definir una unidad de producción agrícola mucho más productiva y compleja que un simple monocultivo de maíz.

La Milpa, ¿De dónde viene?

La palabra milpa deriva del Náhuatl y significa literalmente “lo que se siembra encima de la parcela”. La milpa se maneja distinta en diferentes regiones de México, pero tradicionalmente ha sido la fuente de alimentos para todo el año, en obvio contraste con los simples monocultivos industrializados, cuyos frutos y semillas solamente se cosechan una vez al. Los cultivos básicos en la milpa se conocen como “la triada mesoamericana” que consisten de la calabaza, el frijol, y el maíz. La integración de esta triada como el fundamento de la milpa ocurrió según hallazgos arqueo-botánicos por allá de hace más de 2500 años. Aparentemente el primer miembro de esta triada, que por cierto deberíamos reconocer como fundamento esencial de las civilizaciones mesoamericana, fue nada más ni nada menos que la calabaza, la cual calculan fue domesticada mas de 5000 años AC, aparentemente unos 2000 años después se inicio el cultivo del maíz que rápidamente se añadió al equipo, pero aún eran una triada de dos hasta que finalmente se les incorporó el frijol ahí por los años  500 DC. Parece ser que el objeto de la milpa fue evolucionando para formar centros micro ecológico en diferentes regiones de México, empleado la triada mesoamericana como la base de cultivo pero permitiendo que otra fauna y flora regionales pudiesen incorporarse al ecosistema “milpar” (palabra que me acabo de inventar) y formar parte del sustento familiar durante todo el año. Por ejemplo, al principio de la época de crecimiento de la triada en la milpa se cosechan las hierbas que crecen voluntariamente en la parcela y se recolectan cuando están tiernitas como son: los quelites, normales y los cenizos, las verdolagas, quintoniles, malvas, lenguas de vaca y chivitos y más que crecen espontáneamente en tierra cultivada. Todas estas hierbitas van muy bien revueltas en un huevito servidas en salsa de chiles secos y tortillas que se prepararon con productos cosechados en la milpa en años anteriores. Más tarde las flores de calabaza empiezan a aparecer seguiditas por las calabacitas tiernas y las muy deliciosas flores de frijoles. Más tarde se desarrollan los elotes y los ejotes y ahora si empieza el agasajo, ambos tiernitos, deliciosos y ansiosos de participar en diversos y deliciosos platillos que tipifican la época de cosecha. Al final quedan, las mazorcas de maíz maduras, las calabazas sazonas y las semillas de frijol que son fuente de sustento duradero. Y ¿qué me dicen del forraje y rastrojo que se guarda para alimentar a los animalitos que también nos dan sustento?  Pero eso no se queda ahí, dependiendo de la región muchas milpas incluían el cultivo de chiles y en las orillas siempre se podían encontrar nopales, papayas, magueyes, amaranto, guayabas, aguacates etc.

Me pregunto, ¿Por qué no regresamos al sistema de la Milpa?

Saludos y salud

Manuel

Licor de Agave Azul

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Debes tener 18 años para ingresar

Por favor verifique su edad