Onilikan

Noticias

agaves-maguey-pita

Los agaves

Publicado el

El origen de los agaves

En México estas plantas son conocidas como agaves o magueyes. Agave, es el nombre científico que les otorgó el naturalista sueco Carl von Linneo hace más de 250 años a los miembros de la familia Agavaceae en la publicación Species Plantarum 

Durante la conquista, los españoles los bautizaron como magueyes, nombre que adoptaron de las Antillas y mucho más fácil de pronunciar para ellos que el nombre náhuatl (mexcametl) que usaban los Aztecas. Curiosamente cuando el maguey llegó a España le cambiaron el nombre y ahora llaman a la planta “Pita”. En otros lugares se les conoce como planta del siglo o aloe Americano.

Distribución y origen de los agaves

Contrario a lo que mucha gente se imagina, las agaváceas pueden crecer desde el nivel del mar hasta áreas montañosas y pueden soportar desde -9 a más de 40° C. Sin embargo, abundan más entre los 800 y los 2500 metros sobre el nivel del mar, prefieren temperaturas templadas y terrenos bien drenados.

Hoy en día la producción de agaves se encuentra en muchas parte del mundo, pero son nativas de América, donde existen alrededor de 288 especies. México concentra aproximadamente el 75% de estas especies. Existe la evidencia de que los agaves han coexistido con el hombre por más de 10,000 años. Los agaves fueron parte integral del desarrollo de la civilización en Mesoamérica y continúan siendo parte de nuestra cultura y tradición.

Descripción de los agaves

Los expertos describen a los agaves como plantas perennes, rizomatozas, de tallos acaules y de longevidad monocárpica. Las hojas de los agaves son gruesas, de parénquima esponjoso y cubiertas con una epidermis cerosa que permanecen turgentes por la acción de los estomas. Preferimos describir al agave como una planta hermosa, de diseño fascinante y de vida transitoria.

El tallo, donde nacen las pencas, es nudoso y presenta una porción subterránea de reserva de nutrientes. Las pencas son gruesas y suculentas, crecen en forma de espiral formando un arreglo radial. Esta posición facilita que el agua de lluvia o de condensación drene hacia el centro de la planta. Una morfología fenomenal para sobrevivir en regiones caracterizadas por largas sequías.

Los agaves florecen entre los 7 y los 20 años. Al alcanzar esta edad, la planta se muere. El proceso de floración es espectacular, del centro de la planta surge una gran espiga con tallo largo semileñoso al que llaman “quiote”. Las flores son amarillo-verdosas. En la polinización de la planta intervienen murciélagos, aves e insectos.

Las semillas de los agaves son pequeñas y muy livianas, se sitúan en lo alto del quiote, lo que les facilita su transporte aéreo por el viento a lugares tanto venideros como distantes. La reproducción también puede ser de tipo asexual, ya sea mediante la emisión de hijuelos que nacen alrededor de la planta madre o a lado de los frutos durante la floración.

Es importante mencionar que el poeta español, Federico García Lorca hizo una composición a los agaves (pita, magueyes) en su Poema del Cante Jondo- Seis Caprichos- No. 5, publicado en 1921, que dice:

Pita

Pones cinchas cenicientas
al vientre de los montes,
y muelas formidables
a los desfiladeros.

Pulpo petrificado.

 

Licor de Agave Azul

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Debes tener 18 años para ingresar

Por favor verifique su edad