Onilikan

Noticias

sabores de México

Tomate y Jitomate, sabores de México en el Mundo

Publicado el

Deben existir miles de platos en los que el tomate es el ingrediente principal o el elemento clave: crudo en ensaladas, en pico de gallo, en guacamole, cocinado en sopas, con arroz, en salsa de espagueti, y en un sin número de más platillos y para acabar de redondear, hasta en cátsup, se le puede agregar de forma muy práctica a casi todo y ¿qué tal en jugos de vegetales? Para saciar el antojo culinario que el mundo tiene de este delicioso ingrediente se cosechan comercialmente como 86 millones de toneladas y eso no cuenta la enorme cantidad de tomates que se cultivan en jardines caseros alrededor del mundo. Como punto de aclaración, les comparto que aunque la mayoría de los mortales consideramos nuestro muy estimado tomate y jitomate una verdura, es de hecho una fruta.

Origen del tomate y jitomate

Y ¿de dónde salieron los tomates y como consiguieron esa fama mundial? Pues ahí les va: El tomate y jitomate son nativos de los bajos Andes, pero fueron los Aztecas quienes domesticaron su cultivo en México; es clara la evidencia de intercambio de bienes y recursos entre los Aztecas y los Incas antes de la llegada de los Europeos a las Américas. Cuando llegaron los españoles ya describe (Sahagún) la venta de tomate y jitomate en el gran mercado de Tenochtitlan y apunta tres tipos de jitomate: xitomatl, coaxitomatly, chichioalxito­matly y varios tipos de tomates incluyendo milto­matl, izoatomatl, tomapi.tzaoac,rto’.na’tl, tzopelic, coato­matl, coiotomatl, y x.altomatl. Se vendían tomates y jito­mates de varios colores como rojo, amarillo, verde y rosado. Describen en esos escritos vendedores especializados en tomate y jitomate, y las mujeres vendían comidas salsas de tomate (tomamalli) y de jitoma­te(xitomamolli) y los tomates, ya se usaban para sazonar los tamales que se vendían en los mismos mercados.

La palabra azteca “tomatl” significaba simplemente “fruta hinchada” y los conquistadores españoles lo llamaron “tomate” ya que aparentemente incluso hasta estas fechas todos los extranjeros (no solo los españoles) tienen una dificultad lingüística pronunciando cualquier palabra que incluya la “tl” y si no me creen cuando tengan oportunidad hagan el experimento ustedes mismos organizando un juego “lingüístlico” con sus amigos extranjeros.

En fin, pido disculpas por discurrir del tema y retomo el tópico mencionando que una vez que el jitomate llegó a Europa, probablemente vía Sevilla (como muchas otras cosas en aquel entonces) su popularidad explotó y ya para el siglo XVII empezaron a aparecer recetas que lo incorporaban como ingrediente esencial en platillos europeos tales como “Salsa de tomate a la Española” que se publicó en los 1690’s.  Y el resto de la historia ya la sabemos y creo que “no puede haber debate en la fama del tomate y jitomate” disfrútenlos…

Saludos y salud

Aguardiente de Agave Azul

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Debes tener 18 años para ingresar

Por favor verifique su edad